La Biblia y la Genética por Fernando Castro Chávez

La Biblia y la Genética por Fernando Castro Chávez

Titulo del libro: La Biblia y la Genética

Autor: Fernando Castro Chávez

Número de páginas: 33 páginas

Fecha de lanzamiento: October 14, 2018

Descargue o lea el libro de La Biblia y la Genética de Fernando Castro Chávez en formato PDF y EPUB. Aquí puedes descargar cualquier libro en formato PDF o Epub gratis. Use el botón disponible en esta página para descargar o leer libros en línea.

Fernando Castro Chávez con La Biblia y la Genética

Las maravillas de la creación de Dios pueden ser plenamente apreciadas en este trabajo tetrápodo: 1) Se demuestra que la clave genética de compatibilidad entre organismos consiste en la producción de descendencia fértil, y en cómo es que se ha errado en este aspecto en la clasificación de organismos, v.gr.: lobos, coyotes, chacales y las casi 250 razas de perros corresponden al mismo grupo ("min" en hebreo); 2) Se demuestra que molecularmente el hombre fue primero y la mujer fe tomada de él, produciendo ella primero todas las hormonas masculinas, como la testosterona, para modificarlas, dando un paso metabólico más para obtener sus hormonas femeninas, por ejemplo el estrógeno obtenido de la anterior a través de la enzima aromatasa, se observa que el nombre hebreo hace alusión al hecho de que el varón posee el cromosoma "Y" (con el uso de la letra "yod"), no así la mujer, que carece de dicha letra, no así la letra hebrea "aleph" que se asemeja al cromosoma "X" presente en ambos; 3) También se descubre que los organismos "homínidos" monstruosos, tales como los neandertales, H. erectus, australopitécinos, etc., bíblicamente son el producto de la decadencia humana "ayuntándose" con bestias (v.gr., los grandes simios), algo que la Biblia deja bien claro; 4) Se concluye demostrando que la concepción divina de Jesucristo tuvo bases moleculares, ya que Dios necesitaba tener en su mano la determinación del sexo del producto, así como la implantación de puros genes perfectos (el 50% de los mismos), que pudieran cubrir por las imperfecciones de los genes recesivos, la otra mitad de los genes del bebé, proporcionada por su madre María, profetizando molecularmente con ello que el que venía iba a cubrir por completo por todas nuestras fallas.