El Psicodiagnóstico en la Psicoterapia Centrada en el Sentido por Efrén  Martínez Ortiz PhD.

El Psicodiagnóstico en la Psicoterapia Centrada en el Sentido por Efrén Martínez Ortiz PhD.

Titulo del libro: El Psicodiagnóstico en la Psicoterapia Centrada en el Sentido

Autor: Efrén Martínez Ortiz PhD.

Número de páginas: 150 páginas

Fecha de lanzamiento: June 27, 2017

Obtenga el libro de El Psicodiagnóstico en la Psicoterapia Centrada en el Sentido de Efrén Martínez Ortiz PhD. en formato PDF o EPUB. Puedes leer cualquier libro en línea o guardarlo en tus dispositivos. Cualquier libro está disponible para descargar sin necesidad de gastar dinero.

Efrén Martínez Ortiz PhD. con El Psicodiagnóstico en la Psicoterapia Centrada en el Sentido

Escribir un libro de psicodiagnostico puede sonar un tanto atrevido dadas las críticas que puede suscitar para una forma de terapia de orientación existencial; sin embargo, pertenecer a una disciplina psicológica enriquecida con planteamientos filosófico-existenciales, no va en contra vía de construir un mundo compartido desde donde inicia la psicoterapia. El psicodiagnostico no es una foto que toma el terapeuta como agente externo, sino un proceso dialógico en donde se unen diferentes saberes para tener un mundo compartido que intente dar respuesta a las búsquedas del consultante. Tal vez el elemento fundamental consiste en jamás negociar la visión de ser humano, de tal forma que el terapeuta no se extravíe ni se deje confundir por la dulce tentación de convertirse en un experto que “ve mas allá” de lo que el mismo cliente puede hacerlo.

La evaluación diagnóstica es en si misma ya un proceso de trabajo terapéutico, pues el desarrollo de la misma ya implica mirar algo que al ser “mirado” empieza a transformarse. La evaluación implica movilizar el autodistanciamiento y al mismo tiempo abrir un campo de relación con un otro llamado terapeuta, en donde dicho proceso repercute en el cambio de lo que se esta intentando averiguar; por ello un proceso psicodiagnostico es dinámico, tal y como lo es la persona humana.
1.La evaluación diagnóstica es dinámica como la persona humana: “mirarse” y dejarse ver por el otro genera cambios en lo “mirado” y en el que “mira”. La evaluación diagnóstica es un proceso compartido que transforma la visión de quienes participan en dicho proceso. Es ya intervención.
2.La evaluación diagnóstica implica una totalidad: la persona humana no se puede dividir y tampoco se le puede agregar nada mas de lo que ella misma en si vive. El psicodiagnostico ve a la persona y no a sus componentes.
3.La evaluación diagnóstica es un proceso nuevo y diferente con cada persona: La persona humana es única y exclusiva, nunca es igual a otro paciente ni a sus familiares. El psicodiagnostico requiere de un proceso fenomenológico que permita realizar las reducciones fenomenológicas suficientes, para cuidar al paciente de las comparaciones y permitirle que se muestre tal y como es.
4.La evaluación diagnóstica es espiritual y existencial: La persona no es solo su cuerpo, temperamento o herencia, tampoco es solo su carácter, lo aprendido o su historia, tambien son sus decisiones y siempre mucho mas que la suma de sus partes. El psicodiagnostico contempla los recursos y lo específico de una persona, no solo sus “problemas”. El psicodiagnostico parte de una visión de ser humano que es capaz de ex – sistir, es decir, de salir de si mismo para verse y relacionarse con él y de salir de si mismo para “ver al otro” y vincularse.
5.La evaluación diagnóstica se centra en la persona como centro: La persona es yoica, es decir, no responde ni es reactiva necesariamente a procesos inconscientes o instintos, puede hacerse dueña de si misma. El procso psicodiagnostico se cuida de las interpretaciones acerca de lo que “supuestamente” esta mas allá de lo evidente. Se cuida de juicios basados en interpretaciones inconscientes, aunque respeta y toma en cuenta que la persona no siempre es consciente o “se ha dado cuenta” de mucho de lo que le sucede. Creemos mas en los fenómenos que en los epifenómenos.
6.La evaluación diagnóstica brinda unidad y totalidad: La persona no puede reducirse a lo biológico, a lo psicológico o a lo social, pues es activa y ella brinda soporte a esta unidad. El proceso psicodiagnostico no privilegia la dimensión biológica sobre la psicológica, ni al revez. El psicodiagnostico tiene en cuenta toda la dinámica interna de la dimensionalidad de la persona, pues debe rendir cuentas acerca de cuando un proceso biológico se expresa psicológicamente y viceversa.

Libros Relacionados